English Español
Llámanos: 01 (984) 803 2039
Email: info@sanar.org.mx
Horario: 09:00 - 14:00 / 16:00 - 19:00 Hrs

Medicina Hiperbárica


Terapia con Oxígeno hiperbárico

Cómo funciona la terapia con oxígeno hiperbárico suave y por qué es buena para nuestros hijos.

Julie A. Buckley, MD, FAAP

Traducción: Dr. Luis David Suárez

Los físicos establecieron que un gas que se encuntra a mayor presión se disuelve más fácilmente en cualquier líquido. En la terapia de oxígeno hiperbárico suave, el gas es el oxígeno y el líquido es la sangre. Bajo mayores presiones, el oxígeno no sólo se encuentra fijado en los glóbulos rojos (a través de la hemoglobina, proteína que conforma el “tradicional” modo de suministrar oxígeno a los tejidos), sino que también se disuelve en el plasma. Cuando dicho plasma rico en oxígeno circula cerca de tejidos latentes o dañados como el cerebro en un encefalopatía, una contusión en el músculo, un tendón torcido, o una herida quirúrgica, el oxígeno en el plasma se disuelve más en la zona dañada que el oxígeno que se une a los glóbulos rojos.

Cuando la terapia hiperbárica se utilizó por primera vez, se utilizaron aumentos de presión de 4.2 ATA (atmósferas absolutas) con oxígeno al 100%.

La experiencia mundial con medicina hiperbárica es que presiones más bajas (1,3 ATA en las cámaras portátiles aprobados por la FDA, 1.3-1.5 ATA en grandes hospitales y las cámaras de un sanatorio) y menor cantidad de oxígeno (a menudo 21 a 40% FiO2) parecen tener un mejor efecto sobre varios sistemas de nuestro cuerpo. En particular, reducir la presión parece ser más beneficioso para el cerebro y el sistema nervioso lesionados.

Podemos evaluar la curación aparente del cerebro mediante el monitoreo de su perfusión sanguínea y de su actividad. También se pueden monitorear comportamientos, respuestas a estímulos (función sensorial), y habilidades motoras. La monitorización del flujo cerebral se puede hacer con un SPECT cerebral (Single Photon Emission Computed Tomography). Escaneos SPECT realizados antes y después de 40 sesiones de terapia de oxígeno hiperbárico suave (MHBOT) han mostrado mejoras en el flujo cerebral sostenidas en el tiempo. Además, tres estudios pequeños recientes, llevados a cabo de forma independiente en tres centros diferentes, mostraron una mejoría significativa en las calificaciones de las escalas conductuales con la terapia hiperbárica suave. Esto parece correlacionarse con la mejoría en el flujo cerebral que ya ha sido documentada. Para validar plenamente estos resultados, se necesitan más estudios además de integrar los resultados de investigaciones en curso, pero estos resultados preeliminares son muy prometedores.

Además de afectar el flujo sanguíneo cerebral en el cerebro lesionado, la terapia hiperbárica ha demostrado un impacto positivo en la función de las células asesinas naturales (NK) y por lo tanto, en la función inmune. También se ha encontrado que el oxígeno hiperbárico resulta beneficioso en procesos inflamatorios y ha facilitado la recuperación en enfermedad intestinales, como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

En estudios previos, se ha demostrado que la MHBOT aumenta los niveles del antioxidante glutatión en un 15% por lo menos 24 horas después del tratamiento. Estos beneficios son todos de interés para padres de niños con Trastornos del Espectro Autista (TEA), ya que a menudo son la clave de la enfermedad de sus hijos.
Una pregunta que aún no ha sido contestada es el punto final (¿hasta cuando?) de la terapia hiperbárica suave. Las familias siguen reportando mejorías significativas con mucho más de 40 sesiones. La capacidad de continuar con seguridad la terapia en el hogar, con una cámara portátil aprobada por la FDA es, potencialmente, de tremendo valor para las familias con niños de TEA, ya que por lo general están involucradas en varias horas de terapia a diario con largos tiempos fuera de casa. Poder utilizar esta valiosa herramienta antes de ir a la escuela o después de cenar facilita la vida familiar para aquellos capaces de comprar una cámara para sus hijos.
Dicho esto, la familia debe considerar la terapia inicial en un entorno clínico. Es importante que el niño y la familia se sientan a gusto con el uso de los equipos, el proceso de “limpieza”, la ecualización de presiones en los oídos y senos paranasales, y el mantenimiento de la cámara. Lo más importante, que es habituar a un niño de TEA a la cámara y al proceso de la terapia, es probablemente mejor realizarlo con la asistencia de profesionales experimentados.

Además, ser testigos de algún beneficio antes de hacer una compra importante es una buena idea. Nuestro experiencia ha demostrado, que después de 10 a 20 sesiones en un consultorio médico, la mayoría de las familias pueden lograr un nivel de comodidad que les permite operar con éxito una cámara hiperbárica suave en el hogar. Las familias de niños con TEA suelen estar bien versados y con una amplia investigación de la función y alcances de los tratamientos médicos.

Las oportunidades para la curación en el hogar, donde una familia puede funcionar como una unidad, son pocas y distantes entre sí en el mundo de los TEA. Una terapia que parece ser de valor para la gran mayoría de los niños es igualmente rara. La terapia de oxígeno hiperbárico suave parece serlas dos cosas a la vez. Las investigaciones en curso ayudarán a explicar con mayor precisión cómo exactamente MHBOT mejora la salud y el bienestar de nuestros hijos. Los informes anecdóticos de los padres acerca de mejoras significativa se confirman por SPECT y las escalas conductuales. Parece que tenemos una adición significativa a la caja de herramienta que se utiliza en la recuperación de nuestros niños y enfermos neurológicos.

Login

Lost your password?